Flor Amargo: “Nos desgarramos haciendo música” | La cantautora mexicana se presentará este viernes junto a Sofía Viola

Galantería Amargo dice que la calle y el subte son sus escenarios favoritos. Porque en esos espacios aprendió a ser más honesta consigo misma y se encontró con la esencia de la música. “Ahí surgió la ilusionismo”, sostiene la cantante, compositora, arregladora y multiinstrumentista mexicana. Por eso, en cada ciudad que recepción se toma un rato para tocar en la calle o en algún sitio poco habitual. “Como al manifestación no me dejaban tocar en ningún costado me di cuenta de que había un espacio en la calle y que era como una escuela donde aprendías la forma de conectar con el notorio sin menester de subir a un círculo, de corazón a corazón”, le cuenta la intérprete a Página/12. “Y de ahí empezó mi música a tomar un rollo más auténtico, empecé a ser más yo y me di cuenta que logré conectar más con el notorio. Por eso me encanta tocar en la calle en cada puesto donde llego”, completa.

La cantautora mexicana está de recepción por segunda vez en Argentina y este viernes se presentará cercano a su amiga Sofía Viola en el Xirgu Untref (Chacabuco 875), a las 20.30. “Con Galantería compartimos un origen callejero, las dos hemos comenzado como artistas de la calle”, suma, por su parte, Sofía Viola. “Hay otros puntos de contacto entre nosotras, como el humor, la teatralidad y lo emocional. Somos mujeres muy apasionadas con las canciones”, resalta la cantautora de Remedios de Ascensión. Cada una va a presentar su trabajo personal y además van compartir algunas canciones juntas en el círculo. “A Sofía la conozco hace cuatro primaveras. Tuvimos la posibilidad de coincidir en una expedición en Canadá”, precisa Amargo, una intérprete visceral e histriónica. “Sí, somos súper pasionales ella y yo. Somos de las que nos desgarramos haciendo música, somos intensas y pasionales”, confirma la mexicana. El domingo repetirán la experiencia a las 21 en Guajira (Calle 49 entre 4 y 5), La Plata.

Oriunda de Oaxaca, Amargo –su nombre actual es Emma Mayte Carballo Hernández- empezó a estudiar piano clásico a los 6 primaveras y a los 12 ya comenzó a componer sus primeras canciones. Luego estudió en el Conservatorio Franquista de México y durante muchos primaveras se dedicó a la docencia de música. Fue en la calle, a los 29 primaveras, en donde encontró el oficio de cantante y aprendió el truco mágico para cautivar a las personas y encender los corazones. “Cómo docente aprendí la paciencia”, destaca. “Dar clases me dio mucha paciencia. En esta carrera es muy importante ser paciente porque las cosas tardan en suceder. Aprendí además la belleza de enseñar música y todo lo que eso puede restablecer”, dice ahora con 36 primaveras.

El zaguero disco que publicó fue Sin maquillaje (2019), en el que interpreta a piano y voz clásicos de la música popular mexicana y del mundo, como “La juerga” y “Macorina” (popularizadas por Chavela Vargas), “Padam”, “Llorona”, “La vida en rosa” (popularizada por Edith Piaf), “Por ti” (de Óscar Chávez), “Altísimo nunca muere” o “Cama y mesa” (de Roberto Carlos). “Yo de pupila escuchaba asaz música de muchos lados, entonces a mí me influyó mucho la música de antaño, de los ‘50 y ‘60”, cuenta Amargo. “Y eso quise relatar en ese disco: tener una mezcla con mis canciones favoritas hechas con mi piano”, dice quien además toca cuerdas, acordeón y percusión. “La nostalgia del pasado, las saber poéticas, el tipo de ritmos y la estructura de las canciones”, explica sobre el porqué de su bienquerencia por los clásicos.

“En México se usa mucho la ranchera. Entonces, me encanta cantar con mariachis y que en mi música aparezca la pasión mexicana y además combinarlo con el tango”, dice sobre la emocionalidad y el dramatismo que aflora en la tradición de la ranchera y el torera mexicano. En este momento, se encuentra preparando su botellín disco de estudio, esta vez con canciones propias. “Me voy a tardar un año en hacerlo”, garrocha. “Las temáticas hablan de bienquerencia, desamor, de mercancías, de la infancia, la vida, la asesinato y la diversión. El sonido tiene que ver con la música popular. El viernes voy a ir en cabeza poco en el Xirgu”, promete.

-Hace poco te expresaste públicamente sobre la identidad de mercancías y declaraste que te considerabas no binarie, poco que tuvo mucha repercusión en México, ¿Por qué es importante para un intérprete expresarse sobre la identidad de mercancías?

-Porque es una forma de ser vacante. Y para alguno como yo, que he nacido siempre en represión, fue importante desplegar una puerta para otras y otres que quieren descubrirse fuera del mercancías. Ha sido un descubrimiento para mí y para mucha familia. Y seguiré llevando esto a mi música, a mis saber, en este nuevo disco que estoy haciendo. Espero que siga abriendo puertas y ventanas para otras personas que necesiten liberarse como yo en su momento.

-¿Y por qué creés que generó tanta polémica? Hubo adhesiones y rechazos…

-Hay personas que son intolerantes, pero que hay que respetarlas además. Cada quien tiene la opción de manifestarse como quiera, yo no me dejo indicar por los comentarios sino por mi corazón. Y sé que el corazón de mis fans de verdad está ahí siempre y yo estoy con elles. Y lo que tenga que suceder va a suceder. Lo demás no está en mi control, yo voy a seguir siendo vacante y a quien no le guste que haga lo que quiera.

-¿Y la canción latinoamericana refleja esa diversificación en la presente?

-Cada quien tiene que nominar lo que conecta con su corazón y con los momentos en los que está viviendo. Creo que la canción latinoamericana tiene que ascender a dar ese servicio de conexión con el alma de las personas, porque hay gustos para todos. Y más que nunca ahora con Internet se ha destapado esa viso para que puedas escoger lo que tú quieras. Es un momento de una gran afluencia de música latina y hay que exprimir, proponer cosas nuevas y cambiar. Y además aceptar que hay gustos para todos. Yo estoy a gracia de esa progreso.