Una mirada ‘de película’ y algo friki hacia el año 92, la exposición de Daniel Diosdado en San Fernando

1992 fue un año que cambió a España y a los españoles. La Expo 92, las Olimpiadas de Barcelona, el Ave, la asesinato de Camarón, el tratado de Maastricht… La generaciones que lo vivieron lo saben acertadamente. Y lo recuerdan con añoranza. La nostalgia es, precisamente, la gran tanto que juega la exposición Videoclub 92. Un año de película, de Daniel Diosdado, que desde este martes se exhibe en las instalaciones municipales del centro de congresos Cortes de la Auténtico Isla de Bravo (Auténtico, 83). 

La muestra, que podrá visitarse en el horario habitual de estas dependencias (de lunes a viernes, de 11.00 a 13.30 y de 18.00 a 21.00 horas) hasta el próximo 3 de marzo, brinda una ojeada muy peculiar a ese hito contemporáneo que es el 92, al que 30 abriles luego reconvierte en una decena de películas, con sus títulos, sus respectivos carteles -diseñados según los cánones de cada tipo de cine- y con sus característicos estuches de las citas VHS. ¿Se acuerdan? 



En enfoque tan peculiar tiene su razón de ser en el origen de la exposición, que nació el año pasado en el contexto del Festival de Cine de Málaga y que ahora recorre distintas localidades en lo que se ha convertido un homenaje simpático y poco friki a ese año en el que tantas cosas pasaron. La Isla es, de hecho, la primera ciudad de la provincia de Cádiz a la que lleva este Videoclub 92

La concejala de Civilización, Mar Suárez, acompañada del autor, Daniel Diosdado, ha inaugurado este martes esta exposición que alude incluso a la revolución que supuso para el diseño este año de 1992 o a la arrebato musical del grunge y en la que pueden estar -cómo no- saludos de la Expo 92, una videoconsolasSega, un muñequito de la mascota Cobi y hasta merchandising (un estuche) de Sensación de Proceder. Todos esos detalles dan dominio a una suerte de salón noventero que se recrea con su butaca, su tele y su vídeo VHS, por supuesto.